Martes 13 de diciembre de 2015. Santa Lucía, virgen y mártir

Lectura del santo Evangelio según San Mateo

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:

–«¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: “Hijo, ve hoy a trabajar en la viña.” Él le contestó: “No quiero. ” Pero después recapacitó y fue.

Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. El le contestó: “Voy, señor.” Pero no fue.

¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?»

Contestaron:

–«El primero.»

Jesús les dijo:

–«Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.». (Mt. 21, 28-32)

 

———- ooo ———-

 

El Evangelio habla de dos hijos un poco difíciles. Encontramos primero al hijo de trato huraño, quizás extravagante en el vestir, pero en realidad de buen corazón. Jesús hace caer en la cuenta de que los publicanos y prostitutas, tan criticables, tienen a menudo un corazón dispuesto a la conversión. Nunca debe juzgarse por la apariencia. Por el contrario, el hijo amable, correcto, exteriormente intachable, esconde vicio, indiferencia y engaño. Jesús siempre ataca a los hipócritas, poniendo al descubierto su desnudez espiritual. ¿A cuál de los dos hijos nos parecemos?

Sobre admin