Martes 16 de diciembre de 2014. III semana de Adviento

Lectura del santo Evangelio según San Mateo

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:

–«¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: “Hijo, ve hoy a trabajar en la viña.” Él le contestó: “No quiero. ” Pero después recapacitó y fue.

Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. El le contestó: “Voy, señor.” Pero no fue.

¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?»

Contestaron:

–«El primero.»

Jesús les dijo:

–«Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.». (Mt. 21, 28-32)

———- ooo ———-

 

Problema de libertad y de coherencia. Dios no obliga, ofrece. Después, actuar como a la propia identidad de cristiano. Palabra y obras son inseparables. Igual que el amor a Dios y al prójimo. El Señor es quien elige y llama, esto es la vocación cristiana. El hombre libremente escucha a Dios y sigue la llamada, aunque tenga que vencer a la debilidad de su condición humana.

Sobre admin