Martes 21 de abril de 2015. III semana de Pascua

Lectura del santo evangelio según san Juan

 

En aquel tiempo, dijo la gente a Jesús:

– « ¿Y qué signo vemos que haces tú, para que creamos en ti? ¿Cuál es tu obra? Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: “Les dio a comer pan del cielo.”»

Jesús les replicó:

– «Os aseguro que no fue Moisés quien os dio pan del cielo, sino que es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da vida al mundo.»

Entonces le dijeron:

– «Señor, danos siempre de este pan.»

Jesús les contestó:

– «Yo soy el pan de la vida. El que viene a mi no pasará hambre, y el que cree en mí nunca pasará sed.». (Jn. 6, 30-35)

 

———- ooo ———-

 

Ellos decía que había sido Moisés quien les había dado a comer pan del cielo, y que de tan admirable don era testimonio las Escrituras sagradas, que eran credo y norma de vida para el pueblo de Dios. Pero Jesús, que es la verdad plena de aquellas Escrituras, sabe y dice que es “su Padre” quien les ha dado el verdadero pan del cielo. Esto es lo que dice Jesús: “Yo soy el pan de vida”. Si busco, Señor, lo que no eres tú, niégame lo que busco, pero no me dejes sin ti, pues, sólo si voy a ti, no pasaré nunca hambre; sólo si creo en ti, no he de pasar nunca sed. Sé mi luz en tu Palabra, mi recompensa en tus pobres, mi todo en tu Eucaristía.

Sobre admin