Martes 24 de diciembre de 2013. Misa Vespertina de la Vigilia de la Solemnidad de la Natividad del Señor

Lectura del santo Evangelio según San Mateo

 

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán.

      […]; y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.

      Así, las generaciones desde Abrahán a David fueron en total catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta el Mesías, catorce.

      El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera:

      María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo.

      José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:

      –«José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»

      Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta:

«Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo

y le pondrá por nombre Emmanuel,

que significa “Dios–con–nosotros”.»

      Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

      Y sin que él hubiera tenido relación con ella, dio a luz un hijo; y él le puso por nombre Jesús. (Mt. 1, 1-25)

 

———- ooo ———-

 

“Mañana quedará borrada la maldad de la tierra, y será nuestro rey el Salvador del mundo”, “mañana contemplaréis su gloria”; estas palabras de los cantos de entrada y del aleluya sitúan esta celebración entre el final del Adviento y el pórtico de la Navidad. Todo es futuro y presente a la vez, porque revivimos la historia y esperamos el nacimiento, pero desde la posesión de los frutos que nos mereció ya aquella encarnación del Señor que celebramos; pues, como decía San León Magno en esta fiesta, “mientras Dios está en la tierra, nosotros podemos subir al cielo”.

Sobre admin