Martes 25 de septiembre de 2012. 25ª semana del Tiempo Ordinario.

Lectura del santo Evangelio según San Lucas

 

En aquel tiempo, vinieron a ver a Jesús su madre y sus hermanos, pero con el gentío no lograban llegar hasta él.

Entonces le avisaron:

–“Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte”.

El les contestó:

–«Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la Palabra de Dios y la ponen por obra. » (Lc. 8, 19-21)

 

———- ooo ———-

 

Jesús antepone el parentesco espiritual, el parentesco en el espíritu de Dios, al parentesco natural. Jesús ha venido a fundar una comunidad de hermanos en el Espíritu y en la Palabra de Dios. En esta comunidad, el parentesco natural con Jesús no cuenta. María había respondido: “Hágase en mi según tu palabra”. San Agustín dice que María concibió al Hijo de Dios en su corazón antes de concebirlo en su vientre. Algunos miembros de la familia de Jesús no creyeron que Él, el humilde carpintero de Nazaret, era la Palabra de Dios hecha carne. Nosotros lo creemos y por eso formamos ahora la familia de Jesús, su Iglesia.

Sobre admin