Martes 29 de septiembre de 2015. Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

Lectura del santo Evangelio según San Juan

 

En aquel tiempo, vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él:

Ahí tienes a un israelita de verdad, en quien no hay engaño.

Natanael le contesta:

¿De qué me conoces?

Jesús le responde:

Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.

Natanael respondió:

Rabí, tú eres Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.

Jesús le contestó:

¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores. Y le añadió:

Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del Hombre. (Jn. 1, 47-51)

 

———- ooo ———-

 

Este es un día de alabanza a Dios por el ministerio de sus ángeles. Los tres arcángeles llevan en sus nombres el nombre de Dios: “¿Quién como Dios?”, “Fuerza de Dios”, “Dios ha curado”. Los nombres indican la relación que los ángeles tienen con Dios y con nosotros. La liturgia nos enseña a unir nuestras voces a la de los ángeles en la bendición del Señor Tu corazón intuye además que estos ministros de Dios, por el nombre que han recibido y por la misión que se les ha confiado, son figuras de Cristo Jesús, en que Dios se ha manifestado como el que es único, el que es fuerte en su debilidad, el que cura a todos los que ha debilitado el poder del pecado.

Sobre admin