Martes 27 de mayo de 2014. VI semana de Pascua

Lectura del santo evangelio según san Juan

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

– «Ahora me voy al que me envió, y ninguno de vosotros me pregunta: “¿Adónde vas?” Sino que, por haberos dicho esto, la tristeza os ha llenado el corazón. Sin embargo, lo que os digo es la verdad: os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Defensor. En cambio, si me voy, os lo enviaré.

Y cuando venga, dejará convicto al mundo con la prueba de un pecado., de una justicia, de una condena. De un pecado, porque no creen en mí; de una justicia, porque me voy al Padre, y no me veréis; de una condena, porque el Príncipe de este mundo está condenado.»  (Jn. 16, 5-11)

 

———- ooo ———-

 

Principio fundamental de discernimiento, en la vida de los seguidores de Jesús, será el mismo Cristo, quien señalará dónde está el pecado y dónde está la virtud. San Pablo lo expuso claramente cuando hablaba de las obras del espíritu y de las obras de la carne. Fornicación, impureza, libertinaje, odios, discordias, envidias… Por el contrario, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre…

Sobre admin